jueves, 15 de octubre de 2009

Mis palabras contra mi

Hay palabras que quieren estar en tu texto.
Aunque no peguen.
Aunque tú no quieras su significado.
Creen que el texto les pertenece,
y que tienen derecho a pedir aparecer.

Porque ellas estaban en tu mente antes,
porque ellas son más bellas que las otras.
Y tu les abres la puerta y les dices que 'pasen'
Pero que no toquen las pelotas.

Y ya no se si soy las palabras que digo,
o soy las palabras de las que escribo,
o un puto actor de 3 al cuarto,
al que se le han acabado las ganas de hacer rimas, cojones ya.